Apuesta por la logística en Agrifood Beats Coronavirus

El webinar de la Fundación INTEC contó con Cefetra para hablar de la cadena agroalimentaria en la crisis del Covid-19

Daniel Martínez, Director General de Cefetra Ibérica, compartió la satisfacción por el buen funcionamiento de la cadena de suministro en nuestro sector.

El ciclo de conferencias online que organiza Juan Francisco Delgado, de la Fundación INTEC, eligió el tema de la ‘Logística en el sector agroalimentario’ como propuesta para debatir en la sesión de ‘Agrifood Beats Coronavirus’ del pasado miércoles. En ella participaron varios expertos del sector. Por parte de Cefetra, Daniel Martínez quiso poner en valor el buen funcionamiento de la cadena agroalimentaria (en líneas generales) dentro de nuestro país.

Formaron parte de este coloquio:

  • Luis Doncel Fernández (General Manager en GLS Spain)
  • Sergio Peinado (Responsable de Área Soluciones Digitales & eCommerce de Correos)
  • Daniel Martínez (Director General de Cefetra Ibérica)
  • Juan Francisco Delgado (Fundación Europea para la Innovación y Desarrollo Tecnológico – INTEC, que actuó como moderador del coloquio) 

Sector agroalimentario: un trabajo intensivo

Con la llegada de la crisis del Coronavirus, quedó claro que la agricultura intensiva podría ser la más afectada, particularmente donde la producción depende de grandes cantidades de insumos intermedios (como semillas, piensos, fertilizantes, pesticidas, lubricantes y diesel). Pero también los agricultores de subsistencia pueden verse perjudicados. Si bien confían más en su propios insumos agrícolas, muchos tienen que comprar sus insumos en mercados locales o regionales, incluyendo sus semillas, piensos o diesel. Sus cadenas de suministro de insumos suelen ser más frágiles y más susceptible a las interrupciones. Es importante destacar que utilizan más trabajo manual y, donde la enfermedad afecta directamente su salud o su movimiento, esto puede impedir no solo su capacidad de producir para otros, pero también socava su propia seguridad alimentaria.

La agricultura, como la producción de frutas y verduras, depende en gran medida de una granja temporal o estacional. La agricultura, por tanto, esta actualmente respondiendo al impacto del brote de Covid-19 en las cadenas de valor de los alimentos a través de una logística eficiente durante la siembra, deshierbe, cosecha, procesamiento o transporte a mercados. La falta o la demora en el suministro de estos productos afecta a las personas en el sector informal de zonas urbanas que dependen de productos de las zonas rurales para su subsistencia.

La logistica es clave para la cadena agroalimentaria

La cadena agroalimentaria en lo que respecta al suministro de materias primas no se ha interrumpido, es más ha sufrido grandes tensiones y no ha disminuido su eficacia. La cadena logística ha sido clave, y de hecho, hemos visto como el ecommerce también ha surgido con fuerza en la cadena agroalimentaria.

El desafío del Covid-19 es un ejemplo que nos permite tener una visión más detallada de las operaciones y las cadenas de suministro, y a su vez, de la importancia en el desarrollo de relaciones más colaborativas y resilientes con proveedores críticos. Las relaciones entre las empresas y el grado de agilidad implícito en los modelos operativos son los que pueden ayudar a las organizaciones a fortalecer la preparación general ante cualquier interrupción. Ahora sabemos que van a existir latigazos de interrupción de la cadena agroalimentaria con la pandemia del Coronavirus.

Medidas y ayudas de los Gobiernos

Ya se ha hablado de cómo los países podrían crear un comité de crisis para tratar el impacto del brote de Covid-19 en el suministro de alimentos, que involucre, entre otros, ministerios de agricultura, ganadería y alimentación, transporte, economía, comercio, etc. En España por seguir con nuestro ejemplo, sí que se ha creado un comité de crisis que se convierte en un mecanismo crítico para monitorizar y proponer estrategias para minimizar los impactos del coronavirus en seguridad alimentaria y nutrición (a través de la producción agrícola potencial y sin interrupciones en el suministro de alimentos). Para garantizar que las estrategias sean implementadas de manera adecuada y completa por parte de los operadores del mercado, es crítico que este comité de crisis involucre al sector privado, a través de un comité asesor más amplio de múltiples partes interesadas que incluye representantes de todos los actores en el cadena de suministro de alimentos. Además las empresas deberán adoptar un plan de contingencias para afrontar la situación.

Ecommerce como herramienta contra el Covid-19

El cierre de restaurantes, cafeterías y vendedores ambulantes de comida, por ejemplo, también pueden conducir a reducciones significativas en mercados de otro modo confiables para muchos agricultores, cuyos ingresos disminuirán cuando los productos no pueden llevarse a los mercados. En este contexto, mantener un sistema de insumos que funcione en la agricultura es fundamental para un buen funcionamiento de la cadena de suministro de alimentos: de la «granja a la mesa». Sin una adecuada coordinación estas intervenciones pueden no tener los efectos esperados. Tomemos como ejemplo los restaurantes, que respondieron a la disminución del flujo de clientes a sus establecimientos adaptando sus modelos operativos centrándolos en el cliente. Una estrategia que hizo posible llevar el almuerzo al domicilio y extenderlo a la entrega de paquetes corporativos en la alianza con empresas especializadas. De este modo, vemos cómo los factores desencadenantes de este desafío pueden ayudar a las organizaciones a detectar oportunidades dentro de su actual modelo operativo.