Fernando Miranda en COP25

Fernando Miranda: ‘Es necesario transformar la agricultura’

El secretario general de Agricultura y Alimentación destaca la necesidad de transformación de la agricultura, la ganadería y la silvicultura para afrontar los retos climáticos y medioambientales.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha subrayado que actualmente se vive un momento de transformación, afirmando que el statu quo ya no es una opción, una vez comprobado que las políticas en marcha no son suficientes para el objetivo de neutralidad climática en 2050 ni para los objetivos marcados en el Acuerdo de París (COP21).

El secretario general, que ha participado en el lanzamiento del Día Silvoagropecuario que se ha celebrado en el marco de la COP25 en Ifema, ha afirmado que el Ministerio de Agricultura está planificando las políticas agroalimentarias de la próxima década y cómo debe ser nuestro sistema de producción de alimentos en el futuro, cuidando especialmente cómo impacta la cadena en los recursos naturales, en el clima y en el medio ambiente.

Durante los próximos años, ha señalado Miranda, la agricultura, la ganadería y la silvicultura se transformarán, centrándose en sus efectos sobre el suelo, el aire, el agua, la biodiversidad y el paisaje; promoviendo una transformación de las prácticas productivas que tengan efectos medibles y de las que se conozcan cuantitativamente sus efectos sobre el clima y el medio ambiente.

Ha apuntado que en los próximos años hay que poner en marcha los sistemas de agricultura de conservación, en los que el mínimo laboreo y las cubiertas vegetales permiten preservar la fertilidad de los suelos, evitar la erosión –un grave problema en España, que pierde 15 toneladas de suelo por hectárea y año-, conservar la calidad y cantidad del agua –un recurso del que no habrá disponibilidad en mayores cantidades- y recuperar la flora y la fauna que ha disminuido su presencia en las zonas rurales. En este sentido, el Secretario General ha abogado por construir cadenas alimentarias sostenibles y promover relaciones comerciales que se basen en criterios respetuosos con el clima y el medio ambiente.

LAS PERSONAS EN EL CENTRO DE LA TRANSFORMACIÓN.

Las políticas deben hacerlas las personas, ha recordado, apuntando que deben ser las familias las que las impulsen, motivo por el que el Ministerio quiere un tejido social dentro del medio rural que frene el despoblamiento. Motivo por el cual, ha señalado, es necesario un proceso paralelo de generación de oportunidades en el medio rural, para lo cual es necesario apoyar, incentivar y, sobre todo, formar.

En esta línea ha señalado que el cambio de paradigma en la producción de alimentos más respetuosa con el medio ambiente depende de la formación de los productores, ya que los nuevos modelos de producción se podrán implantar de manera más eficaz con un nivel alto de formación y gracias a la transmisión del conocimiento científico a través de agentes que asesoren, de los jóvenes y, especialmente, se conseguirá mejorando el papel de la mujer en el medio rural, que deben dar el paso ya a convertirse en líderes de las comunidades rurales. Miranda ha señalado que el cambio es necesario con carácter de urgencia, pero que debe hacerse de manera gradual, de la mano de las mujeres y hombres del mundo rural.

El secretario general ha finalizado su intervención diciendo que el Ministerio recogió los compromisos del COP21 y los ha incorporado a las políticas y planes que se han puesto en marcha, como son el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y nuestra PAC, con la que se pretende, ha señalado, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 18% hasta 2030. Desde el Ministerio se está planificando la próxima PAC con la que se ayudará a los productores a asumir la transición actual hacia un modelo de producción que luche contra el cambio climático y cuide del medio ambiente, añadiendo que la COP25 es un foro ideal para poner en común estas ideas e impulsarlas en el pensamiento colectivo.