Portada Cosecha Entrevista Daniel Martínez

La cosecha de cereales será buena, pero es imprescindible importar

La Revista Ganadería entrevista al Director General de Cefetra Ibérica, a propósito de la viabilidad de la industria agroalimentaria.

El grupo editorial Henar Comunicación, editores de las revistas Agricultura y Ganadería, han contado con la participación de Daniel Martínez, también presidente de la Asociación Española de Comercio Exterior de Cereales, para conocer su experta opinión sobre la situación en este sector (sobre las cosechas y el comercio exterior).

Como presidente de la AECEC, entidad de la que forma parte Cefetra, y por sus más de 25 años de experiencia en el sector agroalimentario, conoce bien la situación que atraviesa la industria agroalimentaria, sometida a la incertidumbre generada por la pandemia del coronavirus, pero que a la vez permite expresar algunas certezas.

Aunque se prevea un buen año para la cosecha en nuestro país, lo cierto es que la cosecha domestica de cereales en España oscila entre 15 y 22 millones de toneladas métricas cada año. Por tanto, una parte importante de las necesidades deben cubrirse a través los mercados internacionales, ya que en nuestro país consumimos una media de 40 millones de toneladas cada año, que no se cubren solo con nuestra cosecha.

Sin embargo, tal y como cuenta Daniel Martínez en la entrevista, la actividad de la asociación que preside (dentro de la cual se integra Cefetra Ibérica) no se circunscribe a los mercados internacionales. Es importante reseñar que en Cefetra somos parte activa en la cosecha y el mercado doméstico de cereales. Una parte importante de los productos que comercializamos vienen de la producción nacional, comprados tanto directamente a agricultor, como a cooperativas u otros operadores. Por eso, somos, una pieza clave en la optimización de la cadena logística agroalimentaria, ya que prestamos un servicio a los agricultores que les permita realizar una venta eficiente.

La actividad exportadora, y el déficit de nuestras cosechas hace, por tanto, que sea absolutamente imprescindible abastecerse en los mercados internacionales, a través del comercio exterior.